La gesta ciudadana del fin de siglo en Acapulco por el parque Papagayo.

 

HB Deportes

 

Por: Héctor Briseño.

 

 

   Aviso: 

A propósito de la desinformación relativa al proyecto de rehabilitación del parque Papagayo, anunciado el 24 de octubre de 2019 por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, con inversión de 300 millones de pesos, recordamos la entrevista a Irma Sánchez Viveros, una de las defensoras del carácter ecológico del inmueble (administrado por el gobierno de Guerrero), en el contexto del 25 aniversario de la victoria de la novel agrupación en ese entonces, Guerreros Verdes.

 

 

“La Gesta ciudadana por el parque”.

 

Acapulco, Gro., (28/feb/2017). La lucha de resistencia civil para defender el parque Pagapayo cumplió  un cuarto de siglo.

La activista Irma Sánchez Viveros, integrante de la organización ciudadana Guerreros Verdes, recordó lo que bautizó como “gesta ciudadana”, ante la cual, en 1992, el ex gobernador de Guerrero, José Francisco Ruiz Massieu, tuvo que ceder.

 

 

Relató que en la defensa del parque Ignacio Manuel Altamirano, también conocido como Papagayo, “participaron muchísimas personas, empresarios, profesionistas, científicos, investigadores”.

Asimismo, Sánchez Viveros calificó a Ruiz Massieu como “un hombre muy inteligente”.

 

 

Detalles.

Entrevistada en el contexto de la conmemoración del 36 aniversario del inmueble, Sánchez Viveros recordó que en 1992, solo la fuerza ciudadana pudo impedir que alrededor de 34 mil metros cuadrados del parque fueran utilizados para construir un centro comercial perteneciente a “Carnival Creations”, de Moisés Assa Dueck, propietario de Grupo Blanco.

De hecho, el predio ya había sido vendido por el gobierno estatal al empresario en septiembre de 1990.

 

 

Pero la lucha ciudadana, la presión en los medios impresos, y la movilización civil encabezada por la empresaria y activista Elena Khan, lograron que el gobierno estatal decretara el carácter ecológico del inmueble.

 

  Foto: Comité de Guerreros Verdes en su inicio.

 

Sánchez Viveros lamentó que en el proceso de lucha y defensa, que se gestó desde 1990 a través de la vía jurídica, fueron destruidos 375 árboles, en su mayoría centenarios y de más de 20 metros de altura.

“Había ceibas, parotas, mangos”, dice con melancolía.

Sánchez Viveros recordó que el parque tiene 36 años, y la organización Guerreros Verdes 25.

Enfatizó que “aquí vamos a seguir, a defender algo que es un triunfo de la ciudadanía”.

 

 

Señaló que tras una resistencia que se mantuvo durante cinco meses, el 15 de octubre de 1992, integrantes de la organización Guerreros Verdes se declararon guardianes del medio ambiente, y convocaron a Ruiz Massieu a sumarse a la lucha por la protección de los bienes naturales.

 

 

Miembros de la fundación recordaron que fue el 3 de octubre de 1992, a través de un boletín firmado por la Dirección de Comunicación social del gobierno del estado de Guerrero, cuando se dio a conocer en medios impresos la victoria ciudadana, una vez que se declaró la obligatoriedad para autoridades municipales y estatales de respetar el carácter ecológico del parque.

 

 

Sánchez Viveros puntualizó que el parque es un recinto que debe ser consagrado a la conservación del medio ambiente.

 

Sin embargo, alertó que si la lucha por evitar el asentamiento de un centro comercial fue el motivo de la victoria, ahora el parque tenga que sobrevivir por el dinero de las concesiones, que cada vez más aumentan.

 

 

 

 

Total Page Visits: 1398 - Today Page Visits: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *