“Divina rebelión” para recuperar Casa del Periodista en Acapulco.

 

HB Noticias

 

 

 

Acapulco, Gro., (27/ago/2019). Periodistas encabezados por los comunicadores Divina Castro Flores y Omar Villegas, tomaron por sorpresa y de manera pacífica las instalaciones que durante casi dos décadas fueron utilizadas por dirigentes de la sección 25 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) en Acapulco, el viernes 23 de agosto alrededor de medianoche, en el Callejón 4 de Enero del centro del puerto.

 

Detalles.

La inusitada rebelión se gestó días antes, en el proceso de renovación de la mesa directiva de la agrupación que utiliza las siglas del SNRP, luego de que tanto Divina Castro como Omar Villegas, fueran excluidos del mismo por cuestiones de género.

Castro Flores explicó que el objetivo es devolver al inmueble, el uso para que el que originalmente fue concebido, a través de un comodato del gobierno estatal, como Casa de los Periodistas, sin distingo de agrupación, a principios de los 80.

Los periodistas disidentes relataron que al llegar al inmueble, encontraron que otros presuntos comunicadores sostenían una reunión en que estaban tomando bebidas alcohólicas, en específico whisky.

Acto seguido, con pintura blanca, Divina Castro tomó una brocha y empezó a borrar las siglas del SNRP del frente de la casa, ubicada a un costado de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), ante los aplausos espontáneos de comunicadores y reporteros que asistieron al sitio en apoyo a la medida, otros a cubrir la protesta; alguno derramó lágrimas de incredulidad. 

 

 

Al mismo tiempo, Omar Villegas exclamaba: “¡A partir de ahora aquí vuelve a ser la casa de los periodistas!”.

Subrayó que “¡este edificio ya no va a ser del SNRP, un sindicato que ni siquiera está registrado ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, es un sindicato patito!”.

Los flashes de las cámaras relampaguearon una y otra vez en la pared blanca, mientras Divina Castro pasaba la brocha con pintura nueva, de izquierda a derecha, de abajo hacia a arriba, para dejar atrás el pasado.

 

La oscuridad.

Posteriormente, entre 12 y 2 de la mañana del sábado, se desencadenaron al menos dos batallas campales sobre la avenida López Mateos, difundidas ampliamente en redes sociales, luego de que miembros del SNRP llegaron al lugar a defender lo que aseguran, por derecho les corresponde.

Entre insultos y reproches, integrantes del SNRP optaron por retirarse del sitio, después de una rebatinga que incluyó reclamos, patadas, puñetazos, amenazas y ademanes diversos.

Se desconoce las causas que provocaron las diferencias y el malestar de los presentes.

 

 

 

Nuevo amanecer.

Al día siguiente, periodistas que encabezaron la revuelta, ya pintaban la fachada del inmueble con la leyenda Casa del Periodista; además de borrar cualquier vestigio de las siglas SNRP.

En conferencia de prensa, Omar Villegas y Castro Flores pidieron la solidaridad y respaldo de organizaciones de periodistas y comunicadores independientes, para recuperar y mantener un espacio que durante años permaneció secuestrado por un grupo ajeno al periodismo, acusaron.

Subrayaron que al entrar al inmueble la noche anterior, encontraron botellas de alcohol, bolsas de hielo, vasos desechables y hasta condones.

 

La respuesta.

Por separado, la nueva mesa directiva de la sección 25 del SNRP, encabezada ahora por Ernesto Caballero Zamora (2019-2023), quien fue candidato único en el proceso interno de la citada agrupación, sin adversarios, pues su dirigencia no permitió el registro de otros aspirantes, tomó protesta al cargo, en ceremonia realizada en el parque Papagayo, con la presencia del secretario general de dicha organización a nivel nacional, Fernando Olivas.

Por la tarde, en un comunicado plagado de ofensas, violencia de género, acusaciones y señalamientos contra la honorabilidad de diferentes personas (pero con buena ortografía), el ex dirigente de la sección 25 del SNRP, Julio Vázquez (2015-2019), acusó que integrantes del sindicato fueron despojados de su edificio por un grupo de periodistas, a los que descalificó por el hecho de acompañar y cubrir la protesta de Divina Castro y Omar Villegas, y a los que tildó de ser “fomentadores de la violencia y el despojo”.

 

 

El llamado.

Por separado, comunicadores pidieron la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores para garantizar que el inmueble tenga un uso adecuado y verdaderamente sea la Casa de los Periodistas.

Mientras tanto, trascendió que la mesa directiva del SNRP prepara una embestida jurídica para recuperar el edificio, que aseguran es suyo.

 

 

 

 

Total Page Visits: 365 - Today Page Visits: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *