SAT echa red a “El Pescao”, que no pica anzuelo y escapa, por ahora.

Foto: Trabajadores del “Pescao” bloquean la entrada al restaurante.

 

Por: Salvador Serna.

 

Acapulco, Gro., (10/may/2019). Dos horas de tensión se vivieron afuera del popular restaurante  “El Pescao”, cuando abogados del Servicio de Administración Tributaria (SAT), intentaron sin éxito, ejecutar una orden de embargo -viciada de origen-, en virtud de que pretendían dar cumplimiento a un citatorio sin firma autógrafa.

El acta de notificación de citatorio no tenía datos personales, ni de identificación oficial y tampoco firma original, de quien supuestamente recibió el documento dentro del establecimiento en cuestión, el pasado jueves 9 de mayo.

 

Sentimientos encontrados

En fecha tan especial como lo es la celebración del Día de las Madres, a los trabajadores del conocido negocio ubicado a espaldas del restaurante Suntory, en la colonia Costa Azul de Acapulco, se les agotó la paciencia, mostrando molestia, pues la clientela pasaba de largo, ya que funcionarios del SAT pidieron respaldo de gendarmes de la Policía Federal, causando estupor e incertidumbre entre residentes y turistas que optaban por no entrar al negocio.

Los representantes legales del restaurante, entre ellos Daniel Rivera, tras consumir la cortesía que ameritaba el caso, y transcurridos 60 minutos de argumentos y alegatos, optó por sacar a empellones a los más de seis abogados tributarios, quienes se encontraban dentro del negocio.

 

Foto: Elementos de Gendarmería federal observaron a distancia la ríspida diligencia.

 

Derecho al trabajo.

Liego de una serie de gritos y advertencias entre abogados fiscales y apoderados legales del “Pescao”, meseros, garroteros, cocineros, cantineros y afanadoras optaron por bloquear la entrada principal del negocio para impedir que volvieran a ingresar los del SAT.

-Buscamos al contribuyente deudor Salvador Saab Barcarcel, tiene pendiente de pago un crédito fiscal con el SAT. -Advirtieron los abogados.

-No lo conocemos, no trabaja aquí, no es el patrón, aquí está otra empresa que se llama Operadora Muelle del Pacífico, se los vamos a comprobar y acreditar con documentos originales. -Replicaron litigantes particulares pertenecientes a RH Consultores.

Abogados del SAT rechazaron proporcionar los datos del expediente de la orden de embargo que pretendía ejecutar la Subadministración de Cobrocoactivo, señalando que son “datos personales de los contribuyentes protegidos por la Ley federal de transparencia y acceso a la información”, indicaron.

En todo momento, policías federales permanecieron afuera del negocio a manera de observadores. Nunca entraron al “Pescao”, que se negaba a tragarse al anzuelo fiscal, aleteando a todo lo que daba su adrenalina.

Presente de manera fortuita en el lugar, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Acapulco, Raúl Iracheta Montoya, tronó contra los tres ámbitos de gobierno.

Reprochó que “esto es un acoso para el sector del mediano comercio, este lugar esta acreditado por su buen servicio, tiene años de prestigio, no podemos entender que en pleno fin de semana y en esta fecha tan bonita en México, estén sucediendo este tipo de escándalos, ya basta de tanto acoso a los empresarios cautivos que sí pagamos impuestos, éstas sí son fregaderas”, se lamentó el empresario.

 

Foto: Abogados del “Pescao” piden a abogados del SAT retirarse del negocio, tras dos horas de alegatos.

 

 

Gritos y sombrerazos.

Entonces surgieron fuerzas que emanaron del poder obrero, de aquellos que solo aspiran a ganar un salario mínimo, con la esperanza de verlo acrecentado con el pago de propinas voluntarias de los clientes, quienes increparon a los emisarios del SAT.

“¡No tenemos sueldo!”, “¡Dejen trabajar, nos están espantando a los turistas que quieren entrar!”, “¡por favor señores de Hacienda, vengan otro día!”, eran los gritos de trabajadores del lugar que se apersonaron y bloquearon la entrada del negocio, ante la reiterada insistencia de los abogados fiscales que arengaban con: “¡esto es una clara negativa a realizar la diligencia, esto es una oposición, están desvirtuando nuestro proceso de notificación!”

La gota que derramó el vaso es que los abogados del SAT pretendieron subir a su camioneta pick-up, unas cuatro sillas, una mesa de madera y dos sillones que estaban afuera del local.

El intento de “madruguete” enardeció a los trabajadores quienes gritaron: “a ti te voy a agarrar a madrazos, respeta mi fuente de empleo, ya les explicaron los abogados de la empresa que aquí no está la persona que buscan, váyanse a notificar a Renacimiento o a la Zapata, allá llévate a tus federales”, reclamó un cocinero obeso y chaparro dispuesto a “sacarse el tiro”.

 

 

 

Medio se calman las aguas.

Los representantes de RH Consultores (consultoría jurídica defensora de los intereses del “Pescao”), lograron comprobar y acreditar que la mayoría de los bienes muebles, refrigeradores, caja registradora, demás utensilios y herramientas de trabajo no son del presunto deudor Salvador Saab Barcarcel, por lo que pidieron a los abogados del SAT dar por terminada su diligencia, en virtud de ya eran dos horas de pérdidas económicas para el negocio.

En un principio accedieron, pero ante el arribo de más policías federales afuera del local, insistieron en que les dieran copias simples de la documentación que acreditaba que Saab Barcarcel no era el dueño, lo que causo un nuevo zipizape con los meseros afuera del restaurante, ante la mirada atónita de peatones, turistas y clientes del centro comercial Pabellón Costera.

Ante la férrea resistencia de los trabajadores del “Pescao”, y percatándose que era inútil embargar bienes al no haber elementos jurídicos suficientes para proceder al mismo, los abogados del SAT optaron por  la cordura y retirarse del sitio junto con los gendarmes federales, no sin antes dejar claro que el proceso seguirá su curso legal ante las instancias correspondientes.

Ante el aviso, los abogados de RH Consultores respondieron que ellos también son expertos, que ya conocían dicho curso, y que seguirían prestos para seguir defendiendo los intereses de sus clientes.

En este caso un  habilidoso y resbaladizo “Pescao” salió más listo que mil delfines juntos.

 

 

 

 

 

 

 

 

429total visits,1visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *