Gresca entre revendedores marcó el primer día del Abierto Mexicano de Tenis.

 

HB Deportes

 

 

Acapulco, Gro., (26/feb/2018). Dos grupos de revendedores estuvieron a punto de enfrentarse a golpes afuera del hotel Princess, en la zona Diamante, dos horas antes de iniciar oficialmente el Abierto Mexicano de Tenis (AMT) 2018.

Alrededor de las 2 de la tarde, frente al acceso principal de la lujosa hospedería, unas 14 personas, aparentemente originarias de la capital del país, se hicieron de palabras y pidieron respetar sus áreas para la reventa de boletos, mientras dos familias buscaban boletos a buen precio para ver el tenis.

Los rijosos se gritaban mutuamente y exigían respetar los espacios asignados.

Mientras uno de ellos alzaba los brazos en son de pelea, y retó a puñetazos a un hombre del otro grupo de revendedores.

En la riña, que se prolongó unos cinco minutos, participaron hombres y mujeres, mismos que ofrecían abiertamente boletos a transeúntes.

Un guardia de seguridad del hotel tuvo que intervenir para que la situación no pasara a mayores.

Segundos antes, transitó por la avenida Las Palmas una patrulla de la Fiscalía General del Estado.

Aunque supuestamente la reventa no está autorizada, es común desde la edición del AMT en 2017, que grupos dispersos de personas a los largo de avenida Las Palmas, donde se encuentra el complejo de tenis, ofrezcan boletos a diferentes precios y para cualquier día de la semana.

Desde el año pasado, los boletos para presenciar el AMT, al igual que en esta edición, se agotaron rápidamente, de acuerdo a organizadores y autoridades de turismo de Guerrero.

Sin embargo, hasta este lunes todavía era posible conseguir entradas en la taquilla oficial del torneo.

Al igual que el año pasado, en los alrededores del hotel Princess se observó desde este lunes, a grupos de jóvenes, quienes piden propina con mirada poco amable a conductores que estacionan sus vehículos para asistir al tenis, con el riesgo de que si los aficionados y turistas no acceden, su vehículo sea dañado.

Mientras que en las áreas más concurridas y cercanas al estadio, el estacionamiento fue prohibido y fue montado un operativo de vigilancia por parte de la policía estatal.

De acuerdo a autoridades de turismo, unas 20 mil personas por día confluirán en el complejo de tenis del Abierto.

 

150total visits,1visits today