El acapulqueño Julio Olascoaga reveló secretos para ganar el ex maratón guadalupano.

 

HB Deportes

 

Por: Héctor Briseño.

 

Acapulco, Gro., (28/nov/2017). “La natación me lo dio todo”, expresó el entrenador acapulqueño Julio César Olascoaga Zacarías, ganador de nueve ediciones del ex maratón Guadalupano de natación de aguas abiertas, que ahora recibe el nombre de Maratón Internacional, que se nada durante diciembre en las playas de Caleta y Caletilla.

 

Detalles.

En entrevista, Olascoaga Zacarías, quien a sus 45 años de edad es entrenador del club Escualos Simón Bolívar, recordó sus mejores años en la natación, en las décadas de los 80 y 90, cuando ganó en tres ocasiones la categoría Infantil B, en tres ocasiones la categoría Juvenil B, y en tres ocasiones la categoría Máster; además de un segundo puesto en la categoría de Primera fuerza, del extinto maratón Guadalupano, que lo convirtieron en referente de la natación local en competiciones de aguas abiertas.

 

Destacar entre cientos de nadadores.
Julio César Olascoaga, quien recordó que fue seleccionado nacional mexicano y llegó a disputar dos torneos preolímpicos, advirtió que lo más difícil en la tradicional competencia multitudinaria de diciembre, es la salida.

Expresó que “la arrancada es básica, si sales tercero te quedas rezagado ya no te vuelves a recuperar”.

Olascoaga Zacarías resaltó que hay arranques de hasta 400 nadadores.
Indicó que “son tantas las personas que participan, que te quedas atrapado en la vuelta, a la altura del hotel; hay patadas, arañazos, es bastante fuerte la salida”,  al hacer también referencia al segundo día de la competencia, donde el arranque es en Caleta y la llegada en una playa de la zona Tradicional de la bahía de Acapulco, que ha variado ligeramente a lo largo de los años.

Julio César recomendó que “si un nadador sale con mentalidad de ganar tiene que dar la vuelta en la parte más lejana del hotel, abrirse un poco”. 

 

 

 

Mañanas para el recuerdo.

Olascoaga Zacarías recordó el constante impulso de su padre para convertirse en ganador acapulqueño heredero de las competencias de aguas abiertas.

Entre las más complicadas recordó el Apolonio Castillo, cuya salida es el Faro de la Hierbabuena, a mitad de la bahía, con meta en el Asta bandera, frente al parque Papagayo.

Recordó uno de los días con más dificultades: “fue un Apolonio Castillo, las olas estaban muy altas, hacía mucho frío, y nos dijeron se va a nadar, puro gordito ganó”.

 

-¿Qué te ha dejado la natación. -Se le preguntó. 
-Por la natación soy lo que soy, me abrió la puerta a apoyos, a las becas, a la escuela, estoy muy agradecido, no puedo estar sin la natación. 
-¿Cuál es la importancia de la familia en el deportista?
-Es importantísimo, es primordial, el impulso de los padres.

En cuanto a las nuevas generaciones, resaltó los triunfos recientes de nadadores acapulqueños como Allison Soots Maldonado, Iván Castro y Jesús Espíritu Rómulo.
El ahora entrenador manifestó que el nivel de competencia en el ex maratón Guadalupano ha subido de nivel pues participan nadadores que son seleccionados de aguas abiertas, más allá de los cientos de personas que lo nadan año con año como mera tradición familiar.